¡Ven, Señor Jesús!

En un sociedad donde las prisas reinan en nuestras vidas y los quehaceres se multiplican cada día, en lo único que no nos paramos a pensar es en nosotros y en los que están a nuestro alrededor. Por eso, en la tercera semana de adviento hemos iniciado el oratorio en el templo con el alumnado de la E.S.O., un espacio de oración y reflexión, de mirar en nuestro interior, de sentirnos hijos de Dios, sentirnos afortunados, sentirnos agradecidos y bendecidos por todo lo que tenemos, pero también, un espacio donde poder encontrarnos con Jesús.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.